Saltar al contenido

¿Por qué es importante la Sociología Criminal?

La importancia de la sociología criminal, radica en la posibilidad de analizar los actos delictivos, no sólo como un dato individual aislado, sino que además toma los datos que arrojan los patrones de comportamiento.

Por tanto, el objeto de estudio de la sociología criminal es el delito, y los factores sociológicos que intervienen en su producción.

Es decir, se trata del análisis de los actos delictivos con independencia de las características psicológicas, morales, y biológicos del delincuente, además de considerar el contexto y tiempo.

Gracias a la información recaudada se pueden construir estadísticas y estas a su vez permiten a los gobiernos tomar acciones para disminuir y prevenir el porcentaje de delitos.

Sociología Criminal
Índice del Contenido

    ¿Cómo se clasifica la Sociología Criminal?

    La Sociología Criminal como disciplina, es una rama de la sociología general y en la actualidad se deriva en dos vertientes.

    Una parte se centra en los principios derivados del estudio estadístico de la masa de fenómenos criminales, conjugados con el psicológico de casos concreto.

    De esta manera, se puede obtener un estudio del delito como hecho social y en sus relaciones con los factores criminógenos.

    Además, permite la determinación de los recursos preventivos tanto sociales como políticos, de los cuales los gobiernos pueden valerse en su lucha contra el delito y la criminalidad.

    ¿Cuál es la diferencia entre Sociología Criminal y Criminología?

    En cuanto a las diferencias entre la Sociología Criminal y la Criminología, destaca que la primera se caracteriza por el análisis o estudio de los actos delictivos en cuanto al fenómeno social, con independencia de las características morales, psicológicas y biológicas.

    Mientras que la Criminología consiste en el estudio del fenómeno delictivo con el objetivo de prevenirlo o intervenir de manera oportuna para conseguir una reducción de los fenómenos criminales.

    Es decir, busca comprender las conductas que atentan contra el orden social, pues estudia las causas y circunstancias de los diferentes delitos, y se centra en cómo y por qué sucedieron los fenómenos delictivos y su relación con la sociedad.

    ¿Cómo se relaciona la sociología con la criminología?

    La sociología permite aportes al tema criminológico, pues es una de las ciencias que ayuda a la criminología al estudiar los factores sociales.

    Así mismo, la criminología como ciencia multidisciplinaria se nutre de otras disciplinas, con la finalidad de encontrar a los causantes del delito y posibles soluciones a las conductas desvirtuadas.

    Además, los especialistas en otras ramas como los sociólogos, buscaron indagar sobre el origen de los problemas de delincuencia y generaron enfoques de estudio y escuelas criminológicas, dejando un gran aporte a esta ciencia.

    Entre los aportes de la Sociología a la Criminología, destaca un enfoque sociológico para comprender los fenómenos relacionados con la criminalidad, relaciona los conceptos centrales en sociología y los aplica al estudio del problema delictivo.

    Además de ello, presenta paradigmas sociológicos importantes en la actualidad y desarrolla nuevas corrientes en la sociología criminal.

    Importancia de la sociología criminal

    Gracias a la sociología criminal, es posible analizar los hechos delictivos no solo como datos individuales aislados, sino muy bien relacionados. Aunque para ello, se requieren datos que produzcan patrones de comportamiento.

    Con esta información, es posible desarrollar estadísticas que permitan a los gobiernos tomar acciones y de esa forma reducir e incluso prevenir la delincuencia.

    Es importante recordar que la inseguridad es sumamente costosa para cualquier país, ya que amenaza la vida de sus habitantes, las inversiones, la generación de empleo, la estabilidad económica y la paz en general.

    Las condiciones para disuadir los actos delictivos se enfocan en dos aspectos principales: Por un lado, se busca reducir la ganancia monetaria del delito y, por otro lado, aumentando la severidad de la pena.

    Si bien es cierto que no todos los actos delictivos se realizan con fines lucrativos, también es cierto que, como las penas son de gran severidad, se pueden aumentar los índices de encarcelamiento.

    También son necesarios más cuerpos policiales e implementar leyes que reconozcan los actos que causan daños morales, entonces los hechos delictivos se reducirán independientemente del contexto macro-social.